Si ya has planeado tu noche de fiesta en Opium tienes el 80% de la tarea resuelta. Pero, ¿ya sabes dónde vas a ir a cenar? Afortunadamente, hay muchas opciones y todas son igual de buenas, aunque con diferentes estilos. Aquí te mostramos una lista de 5 restaurantes en los que te recomendamos cenar antes de venir a Opium.

Cachitos

Si valoras los detalles de una decoración bien pensada y el disfrute del espacio mientras comes, Cachitos puede ser un buen lugar para cenar. Su estilo vanguardista y sus ya icónicas hiedras trepadoras junto a los claveles sirven de marco para deleitar a la vista mientras se esperan las tapas y platos de origen mediterráneo y catalán, reinterpretados con un toque moderno, como sus canelones o montaditos con trufas. Se trata de un lugar que ha venido a darle un nuevo aire a las noches de Barcelona, especialmente para los que quieren ver y dejarse ver desde muy temprano. Está en Avinguda Diagonal, 508. 

Nuba BCN

En muy poco tiempo, Nuba ha conseguido posicionarse como una referencia en la zona alta de Barcelona. Y lo que parece ser el “secreto” del éxito en realidad está a la vista: está ubicado en una masía renovada con un estilo contemporáneo en el que se le da la bienvenida a los comensales con detalles visuales como sus puertas acristaladas, su área de sofás o su terraza con lámparas de ornamentación vegetal. Su propuesta gastronómica es internacional y de alto nivel; allí pueden encontrarse platos como caviar de beluga imperial, canelones de faisán, foie y trufa o un risotto de múrgulas. Es una excelente opción para ir a cenar antes de venir a Opium. Lo encontrarás en Carrer del Dr. Fleming, 12. 

Lolita Barceloneta

Si buscas un ambiente relajado y divertido para cenar pero sin bajar el nivel de sofisticación, Lolita Barceloneta te brinda la informalidad de su carta, formada por tapas, ensaladas y hamburguesas junto a las típicas paellas, que combinan a la perfección con el guiño divertido del lugar que además tiene una terraza en la que se puede apreciar el atardecer antes de cenar. Su ubicación es Paseo de Juan de Borbón, 38. 

Casa Lola

Esta opción es perfecta si eres turista o eres un recién llegado a la ciudad y quieres probar algo de la comida tradicional pero en un ambiente moderno. En Casa Lola la influencia española está presente en su decoración, mobiliario y carta pero con un guiño sofisticado. Allí vas a encontrar tapas, paellas, montaditos y especialidades de la cocina española que te servirán de guía para conocer la gastronomía local y que te abrirán el apetito para ir a más. Su dirección es Rambla de Cataluña, 70.

Café del Mar

Si buscas un lugar para una cena romántica inolvidable, la vista de los atardeceres del Port Vell que ofrece Café del Mar puede ser un excelente preámbulo. Su ambiente chill out, la buena música y la terraza forman parte de una experiencia sensorial que se completa con la propuesta del restaurante basada en la cocina mediterránea elaborada con productos de temporada, haciendo especial énfasis en los productos del mar. Su ceviche con leche de tigre de mango y el rape glaseado en salsa teriyaki con risotto de ceps son excelentes. Solo tienes que acercarte al Edificio Maremagnum-Moll d'Espanya, 5.